In Sin categorizar

Cada vez demandamos más experiencias “a medida”. Nos gusta moldear nuestro entorno, personalizar el recorrido al máximo cuando navegamos a través de Internet. Y si hay un mundo en el que esta personalización está ofreciendo mayores avances a la sociedad, ese es el del marketing, que permite personalizar la oferta de contenidos, productos y servicios de las marcas para hacernos llegar sólo lo que resulte realmente relevante a cada persona.

 

En este sentido, la publicidad programática se ha posicionado como la opción más eficaz, ya que ofrece a los anunciantes la posibilidad de alcanzar audiencias cualificadas y mejores resultados, optimizando el presupuesto destinado y maximizando el ROI.

 

Las compañías especialistas en Programática, somos capaces de personalizar cada aspecto del ciclo, empezando por el funnel de ventas y la segmentación. Además, lo hacemos aplicando machine learning, en un proceso de mejora continua para definir perfiles de usuarios, “customizando” también las creatividades y estrategias multiplataforma para alcanzar a cada consumidor en el momento y lugar adecuado dentro del customer journey.

 

Pero hay un valor diferencial, que resulta crítico para ayudar a los anunciantes a activar campañas más rentables: la aplicación de inteligencia sobre los datos. Esto engloba tanto la tecnología y las metodologías de ciencia de datos que haya desarrollado cada compañía de marketing y que acciona en cada campaña para obtener los mejores resultados, como el talento y la experiencia en la gestión y análisis de dicha información. Ese expertise permite extraer información relevante para tomar las mejores decisiones en tiempo real que nos ayuden a alcanzar los objetivos del cliente.

 

Recomendamos, siempre que sea posible, integrar datos del anunciante, un ingrediente básico y que a menudo se deja sin explorar. De hecho, la evolución más importante y reciente en la compra programática ha sido la capacidad de utilizar todos los datos propios de las marcas, aprovechando la información que se obtiene a través del CRM de cada compañía, para optimizar las campañas publicitarias digitales pudiendo así, personalizar el mensaje para cada cliente y adecuándonos a sus necesidades e intereses. Los proveedores programáticos enriquecemos esa suma con otros datos adquiridos en abierto o a través de relaciones exclusivas con proveedores de datos que venden información premium.

 

Así, ya podemos afirmar que el futuro de la publicidad no es programmatic, sino customatic. Contamos con elementos que nos facilitan nuevos logros en esta línea y que seguiremos perfeccionando para consolidar una mejor relación con los usuarios. Tenemos las herramientas para llegar, cada vez con más precisión, a la persona indicada, con un mensaje que le resulte relevante y en el mejor momento para favorecer su conversión.

 

 

AUTOR:

Juan Camilo Bonilla

Managing Director de Digilant para España

 

 

 

 

Recent Posts

Leave a Comment

Start typing and press Enter to search