En Affiliate Marketing, Anunciantes, Articles, Brand Content

Las herramientas de implementación y de analítica deberían estar alineadas con los objetivos de negocio. Dichas herramientas no vienen personalizadas por defecto, ya que pueden ser modificadas de forma que se adapten a la medición tanto de un blog, como un sitio de venta online, uno destinado a contenido

¿Dónde está realmente el potencial de estas herramientas? En adaptarlas a nuestras necesidades dependiendo de los objetivos de negocio, para entender realmente qué está pasado, porqué, y como se puedo poner solución.

Al igual que no podemos analizar los datos sin haber pasado antes por estudiar los objetivos, tenemos que conocer qué queremos hacer con esos datos.

Una buena implementación nos servirá de base para conseguir unos datos de calidad. La confianza en los datos es delicada y fácil de perder, por lo que es primordial realizar una auditoría para garantizar que la calidad del dato es la correcta.

Debemos especificar qué estamos midiendo y por qué lo estamos midiendo.

Copyright: El Arte de Medir

A partir de ahí, se elabora un documento que especifique lo que hay y lo que debería haber para sacar el mayor partido a la herramienta en base a los objetivos de negocio.

La analítica es una labor muy procedimental: debe ser cerciorado de que los datos se están recogiendo, se están lanzado bien y a su vez estos están siendo recogidos.

Tenerlo todo medido desde el principio es un error. Lo importante es centrarse en las KPIs de negocio y las métricas.

Se tiende más a cumplir los KPIs a corto plazo que a medio o largo plazo, a ir cumpliendo objetivos día a día. Para eso es necesario ir trabajando con el analista técnico de modo que dispongamos en la herramienta todo lo que necesitamos para poder profundizar.

Este cambio de mentalidad se rige por centrarse en lo básico para tener las métricas generales de las cuales partiremos posteriormente e ir profundizando en una medición más focalizada.

Copyright: El Arte de Medir

 

Hoy en día hay empresas que tienden a analizar todo empleando una herramienta gratuita sin darse cuenta de las limitaciones de estas. No es la cantidad de datos recogida lo que importa, sino la precisión y la calidad de estos con respecto a los objetivos.

Una medición focalizada es una medición flexible y mucho más productiva.

 

 

 

 

AUTOR:

 

Ana Duato, Analista digital en El Arte de Medir

Eduardo Sánchez Rojo, Senior Analyst & Project Manager en El Arte de Medir

 

 

 

 

 

Recent Posts

Escribe un comentario

Start typing and press Enter to search