En Sin categorizar

El Marketing Agile puede ser un concepto que hayas escuchado con frecuencia o del que aún no hayas oído hablar. En cualquier caso, la importancia de sus metodologías se ve reflejada en su adopción a nivel mundial, con un 71% de organizaciones utilizándolas en sus proyectos. Este método proviene del mundo del software, y consiste en identificar los proyectos más importantes, para luego centrar los esfuerzos del equipo en realizarlos mediante una serie de sprints breves. A diferencia del método en cascada, Agile no requiere planificar los proyectos completamente de principio a fin, sino que permite realizar ajustes a medida que avanza el trabajo.

 

¿Cómo se relaciona este concepto con el trabajo en marketing? Para los Marketers, de acuerdo con una encuesta realizada por Wrike en USA, un reto principal es la necesidad de seguir el elevado ritmo de cambio de sus mercados. Frente a la creciente carga de trabajo presente en los departamentos y agencias de marketing, aumentar la velocidad y mejorar organización del trabajo, mientras se mantiene la flexibilidad, puede ser vital. Esto no implica añadir más horas a nuestra jornada, sino mejorar la eficacia y colaboración en los proyectos. De acuerdo con un estudio de Forbes, un 93% de los usuarios de Agile han conseguido llegar al mercado, adaptarse y responder a las necesidades de sus clientes de manera más rápida.

 

En la experiencia de Wrike en el uso del Marketing Agile, existen 4 pilares fundamentales de esta metodología:

 

  1. Orientación al cliente: Anticiparse a los cambios en las demandas e intereses de los consumidores desarrollando procesos que admitan modificaciones en sus distintas fases.

 

  1. Colaboración y comunicación: Mantener al equipo al corriente del estado del trabajo, lo completado, en proceso y por llegar.

 

  1. Procesos establecidos: Seguir procesos definidos enfocados a una mayor agilidad, velocidad y flexibilidad.

 

  1. Orientado a los resultados: Priorizar calidad frente a cantidad, y basar la toma de decisiones en datos numéricos.

 

¿Cómo empezar a usar el Marketing Agile? Entre sus metodologías más empleadas se encuentran Lean y Kanban. Ambas tienen sus ventajas y desventajas, lo importante es seleccionar el sistema de trabajo que mejor se adapte a tu equipo. Para empezar este proceso con buen pie, sigue el ebook de Wrike con los 7 pasos para implementar el Marketing Agile en tu equipo. ¿Ya utilizas Wrike? Consulta esta guía paso a paso para implementar la metodología Agile en Wrike.

 

 

 

AUTOR:

 

 

Agnès Martí Voltas, Consultora de productividad y gestión del trabajo en Wrike.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Recent Posts

Escribe un comentario

Start typing and press Enter to search